El llogaret de Biniagual en Mallorca

Filed in Pueblos , Sitios curiosos , Ultimas Visitas 1 comments

Hoy en que visitar en Mallorca os llevamos a visitar un sitio que nos ha encantado porque en él se respira un ambiente especial, es un rincón “como de cuento” y apenas conocido? Hoy en que visitar en Malloca nos vamos a un llogaret de unas 15 casas y 20 habitantes, se llama Biniagual.

Biniagual se ecncuentra en la zona del Raiguer de Mallorca, concretamente a la zona de Binissalem, y está situado a unos 4 kilómetros del pueblo, y al cual podemos llegar en coche, o incluso andando con un precioso paisaje de viñas y al fondo la sierra de Tramuntana.

Un poco de historia de Biniagual:

Llogaret de Biniagual en Mallorca

El nombre de Biniagual viene de la época árabe cuando era una alquería dedicada a la agricultura, y su nombre árabe era ´beni ahual´, que significa hijo del bizco. Después de la conquista de Mallorca por Jaime I, paso a manos de los vizcondes de Bearn, que en 1264 lo donaron al convento de Jonqueres en Cataluña quienes plantaron olivares, viñas y cereales.

En el siglo XVI, Biniagual era un pequeño pueblo con seis casas, aunque despoblado a causa de la peste de mediados del siglo XVII. Fue a principios del siglo XVII cuando los habitantes volvieron a dedicarse a la ganadería, criando ovejas y cerdos, así como a la viticultura y el cultivo de olivos.

A principios del siglo XIX, la viña sustituyo a los olivos, hasta que a principios del siglo XX, la filoxera termino con las viñas. Los habitantes del pueblecito intentaron revitalizar el negocio agrícola con el cultivo de almendros e higueras, así como con la cría de ovejas y cerdos, pero, poco a poco, los habitantes del pueblo renunciaron a este tipo de agricultura poco rentable, y abandonaron el “llogaret”.  A mediados del siglo XX, Biniagual estaba prácticamente en ruinas.

El nuevo propietario de Biniagual:

Llogaret de Biniagual en Mallorca

Eran mediados de los años sesenta cuando el alemán Klaus Graf llegó a Biniagual, y se encontró con un pueblo de casas en ruinas y campos devastados por las plagas. Decidió comprarlo. Lo que para muchos era una locura, para él suponía la materialización de un sueño surgido de los horrores de la Segunda Guerra Mundial: poseer unos terrenos que permitieran a su familia autoabastecerse.

Por aquel entonces Klaus era un economista de 37 años nacido a orillas del Meno. Hoy, casi medio siglo después, es el influyente y millonario dueño de Puerto Portals, y estuvo al frente de la empresa de equipamiento de cocina y baño Teka.

Después reactivó la agricultura y desde 1989 se dedicó a restaurar las casas del pueblo. Desde 1999, se vuelve a cultivar la vid en Biniagual, actualmente, la viña abarca unas 34 hectáreas con 148.000 cepas.

En este link encuentras más información sobre el propietario de Biniagual.

La visita al llogaret de Biniagual en Mallorca:

Llogaret de Biniagual en Mallorca

El llogaret de Biniagual se compone de apenas unas 15 casas, a cada cual más bella, y que se encuentran en un cruce de tres calles, en medio del cual encontramos una fuente de agua no potable. Así, que como os podeis imaginar os llevará poco recorrer el llogaret.

Entre las casas,  destaca un oratorio de 1737 dedicado a la Inmaculada concepción, y un antiguo cuartel de la Guardia civil pues en el siglo 19, Biniagual era un importante cruce de caminos, y muchos viajeros se alojaban allí ya fuera de camino a Palma o al interior de la isla. De hecho todas las propiedades pertenecen al alemán Klaus Graf, a excepción del oratorio que todavía pertenece al obispado.

A cada paso encontraremos algo que nos llamara la atención: detalles en las puertas o fachadas de las casas, el empedrado de las calles, fuentes, antiguas cisternas, jardines románticos…

Alrededor de Biniagual, encontramos muchos viñedos que pertenecen a las bodegas Biniagual, también propiedad del alemán Klaus Grauf, en las cuales trabajan muchos de los 18 habitantes del pueblo, y el resto lo hacen al cuidado de las casas o en labores agrícolas. La bodega está en el pueblo, y destacan los frescos en uno de sus laterales que hacen referencia a antiguos oficios del campo mallorquín relacionados con la producción de vino.

La verdad es que es imposible expresar en palabras la belleza de Biniagual, y mucho menos la sensación de tranquilidad que se respira en el. Además, es que ni siquiera la siguiente galería de fotos le hace justicia, es por ello que os invito a que visitéis Biniagual porque no os vais a arrepentir.

Una página donde encontramos excelentes fotos de Biniagual  fue aquí.

Y terminamos la visita con una curiosidad, este cartel de la foto que lo vimos en una de las puertas de una casa en verano 2013, si bien luego en diciembre ya no estaba. Cada uno que saque sus conclusiones.

cartel biniagual

Combinar la visita a Biniagual con:

Lo bonito de todos los sitios que os recomendamos en “que visitar en Mallorca” es que se pueden perfectamente combinar con otros sitios, o hacerlos por sí solos como una visita. En este caso podemos combinar la visita a Biniagual con:

    • Visitar Binissalem
    • Una ruta en bicicleta por las viñas y Binissalem
    • Una visita a Sencelles

Esperamos que os haya gustado este post, y os animamos a dejar vuestro comentario, aunque sólo sea para dar las gracias! (que siempre nos hace felices)

Posted by clickmallorca   @   13 enero 2014 1 comments

Share This Post

RSS Digg Twitter StumbleUpon Delicious Technorati

1 Comments

Comments
may 11, 2014
22:24
#1 Amparo :

Un post muy interesante. Apuntado para visitar proximamente.

Leave a Comment

Previous Post
«
Next Post
»
Aquom designed by File Search In conjunction with Articles , News , Search.
A %d blogueros les gusta esto: