Feria de la calabaza en Muro

Filed in Ferias de Mallorca , We love Mallorca! 0 comments

Hoy nos vamos a visitar Muro, en la zona norte de Mallorca, con motivo de la feria de la calabaza, una de las ferias de otoño que se celebran en Mallorca durante el mes de noviembre. Se trata de una de las muchas ferias que tradicionalmente se celebraban en otoño, en la que se compraban los utensilios necesarios para la temporada de matanzas (otra feria que se celebra dentro de poco en Sineu) y los primeros turrones de Navidad. Desde 2007, esta feria tiene a la calabaza cómo protagonista, un fruto muy identificativo del pueblo de Muro y propio del otoño, que además hace que esta feria sea diferente a otras en Mallorca.

 

Se trata de una feria muy completa e interesante, a pesar de no ser excesivamente grande, pero ello contribuye a que haya un muy buen ambiente. La feria se distribuye alrededor de la iglesia, la plaza Comte Empuries y las calles adyacentes.

Concurso de calabazas:

Una de las principales curiosidades en la visita a la feria de la calabaza en Muro es el concurso de calabazas. Justo al lado de la puerta de la iglesia podemos ver cómo se pesan las calabazas más grandes. Las encontramos de todas las formas, tamaños y colores, siendo todo un espectáculo digno de ver. Seguro que no habéis visto calabazas tan grandes cómo esas en Mallorca.

Durante el concurso, que se divide en calabaza autóctona y no autóctona, hay un speaker en el escenario que va informando de los pesos, detalles curiosos y va dando información, haciendo un muy buen trabajo y haciendo que la gente esté muy atenta.

feria de la calabaza en muro

El concurso de calabazas

Este año 2018 la calabaza ganadora, en la categoría no autóctona, peso nada más y menos que 393 kilos, y fue cultivada por el agricultor local Miquel Cloquell. Si eso os parece mucho, imaginad en 2016 cuando la calabaza ganadora peso 592 kilos, o con algunas en concursos en Alemania que han pesado 1000 kilos.

 

En la categoría de calabaza autóctona, este año hubo cambios, ya que el jurado fue más estricto con los requisitos, para asegurarse que fuera 100% autóctona, y  consideró que seis de las 26 calabazas autóctonas en competición no presentaban la pureza necesaria de modo que acabaron compitiendo en la categoría de las gigantes que sumó 15 ejemplares. El vencedor en la categoría autóctona fue Bernat Cloquell con un ejemplar de 65,6 kilos.

feria de la calabaza en muro

la calabaza ganadora

Al final del concurso, se abren las calabazas del primer clasificado, para dar sus pepitas, y son muchos las que se las llevan para intentar plantar su propia calabaza. Este año 2018, en uno de los actos previos al domingo, el agricultor Miquel Cloquell explicaba cómo cultivar la calabazas, y cómo secar las semillas para proceder a plantarlas en marzo.

 

Puestos en la feria:

Cómo hemos mencionado alrededor de la plaza y las calles adyacentes encontramos numerosos puestos del mercadillo de la feria, con todo tipo de productos y artículos. Es una mezcla de colores, olores y toda clase de artículos. Así, encontramos:

  • puestos de gastronomía
  • puestos de artesanía
  • puestos de productos caseros: tartas, respostería…

Es muy recomendable dar un paseo por sus calles, preciosas por cierto, y ver el ambiente (muy de pueblo, con la gente que se conoce y se paran a hablar y saludarse), e ir parando en diferentes puestos, porque siempre encuentras cosas curiosas. Para gustos colores, pero a nosotros nos gusto mucho en esta feria de la calabaza:

  • la cerveza de calabaza del restaurante Brut de Llubi
  • un puesto donde hacían artículos con vinilos, por su autenticidad y ser algo diferente
  • un puesto de quesos artesanales

 

Gastronomía en la feria de la calabaza:

Al llegar la hora de comer, los restaurantes y bares de Muro ofrecen una interesante propuesta gastronómica con recetas realizadas con calabaza, con motivo de la feria. Así que es muy recomendable quedarse a comer para disfrutar de la feria.

Delante de la iglesia también hay dos pequeños puestos de hornos locales que ofrecen degustaciones de productos de repostería hecha con calabaza, este año eran cremadillos de calabaza y ensaimada de calabaza.

feria de la calabaza en muro

Clases de calabazas que hay, y estas son sólo algunas

Exposiciones en la feria de la calabaza:

En el ayuntamiento de muro hay alguna exposición relacionada con la calabaza. Este año pudimos ver una de diferentes tipos de calabazas y de usos que se puede dar a una calabaza. La imaginación no tiene límites, y es increíble la cantidad de usos que podemos dar a la calabaza, cómo cazo, para guardar caracoles, jarrón…

 

Delante del ayuntamiento también hay un pequeño puesto donde podemos ver linternas hechas con calabazas, pues el viernes antes de la feria se realiza una procesión de linternas por el pueblo. Se trata de una actividad dirigida a las familias con niños, en la que pasean por el pueblo con linternas hechas con calabazas, y se dan premios a la más grande y original.

feria de la calabaza en muro

Qué hacer con una calabaza

 

Para terminar la visita a la feria de la calabaza, os recomendamos visitar el museo de Muro, pues con motivo de la feria permanece abierto de 10 a 14 horas. Otra opción es dar un paseo por las calles del pueblo hasta el passeig de Riba, desde donde hay una fabulosa vista de la bahía de Alcudia. Y para aquellos con más tiempo, os recomiendo dar un paseo por el pueblo, una visita que hicimos hace tiempo y encontramos muy interesante.

 

 

 

Posted by clickmallorca   @   12 November 2018 0 comments

Share This Post

RSS Digg Twitter StumbleUpon Delicious Technorati

0 Comments

Previous Post
«
Next Post
»
Aquom designed by File Search In conjunction with Articles , News , Search.